Beltaine: Cinco razones para celebrarlo

Beltaine

Desde que me metí en la aventura de escribir mi primera novela (todavía estoy en ello), Las Nieblas del Tsuna, me he estado empapando (por necesidad y gusto) de las dos culturas que chocan en la novela. Por un lado, los romanos: quizás el pueblo que mejor conozco de antemano dada su impronta en la historia; por el otro, los celtas (astures, cántabros, galaicos, etc.)

De estos últimos aprendo cosas todos los días, no solo de mi pasado, si no de mí misma. No es de extrañar que eso afecte a la trama del libro y en el enfoque que sin querer (queriendo) le voy dando a medida que escribo. Una de las cosas que más me gustan de nuestros antepasados es su relación con la naturaleza. Por eso no voy a contarte cómo celebraban Beltane los celtas. Para eso puedes consultarlo en las webs que te adjunto abajo. Pero déjame darte cinco razones para celebrarlo.

Estamos desconectados

Puede que seas de ese reducido porcentaje de afortunados que viven en contacto habitual con la naturaleza. De esos que viven desenganchados de las nuevas tecnologías, libres del yugo del móvil y las redes sociales. Pero la realidad es que seguramente me estás leyendo desde un smartphone y estás suscrito a mi página de FB o a mi Newsletter y te da vergüenza confesar el tiempo que pierdes mirando ese dispositivo que tienes entre manos. Antes de los smartphones, bastaba con salir de casa. Pero desde su aparición, la virtualidad no se despega ni un segundo de nuestras vidas y a mí, en particular, me preocupa. En fin, ¡tranqui! no estás sol@. Vivimos en una realidad a caballo entre la virtualidad y la inconsciencia.

Incluso si te vas de excursión al monte para desconectar, el smartphone va a estar ahí por si acaso sucede algún imprevisto. Ah… de ahí a mirar el FB no va nada, te lo aseguro. Pero… ¿dónde quiero ir a parar? pues a lo más importante: vivimos desconectados de la naturaleza.

¡Es una sensación constante que tengo! ¿tú no la has sentido? es necesario recalibrar nuestro lugar en el mundo para que nuestro futuro llegue a buen puerto y puede que los celtas nos den unas cuantas lecciones. He aquí cinco razones que te convencerán para comenzar a celebrar Beltaine.

1. Beltaine es purificación

Los días se alargan, la vida vuelve a los árboles, el campo está en su época de mayor esplendor. Es conveniente recibir esa oleada de energía de la mejor manera posible. Por eso deberías probar a purificar tu cuerpo y tu alma.

  • Fija un tiempo sin móvil, olvídalo en casa.
  • Date un baño de naturaleza, aunque sea paseando en un parque.
  • Párate un momento a desterrar rencores y pensamientos negativos.
  • Deja de comer esas cosas que sabes que no te hacen bien. Prueba algo nuevo y saludable.
Si queréis realizar el ritual como nuestros antepasados celtas, aquí dan algunas directrices…Imagen obtenida de «lo que me gusta»

2. Beltaine es fertilidad

La primavera, la sangre altera. No es un dicho vacío. En los fuegos de Beltaine, Belenos, dios del Sol, y la Diosa Madre se juntan para darse amor. Sé como ellos. Si tienes pareja, es una fecha ideal para el reencuentro CONSCIENTE de vuestras almas y vuestros cuerpos. No hace falta que encarguéis un bebé (oye, que igual sí, depende de la pareja), pero sí deberíais aprovechar para quitar hierbas muertas y rencores, abonar las flores de vuestra relación con agradecimientos y gestos de amor. Y por qué no… daros muchos mimitos, que el mundo necesita amor.

Desconozco el autor, si alguien sabe de quién es, por favor, que me lo pase y lo referencio.

3. Beltaine es priorizar lo más importante

La energía que traen consigo los días de luz en aumento, debes canalizarla hacia lo que más te interesa:

  • tu familia y amigos
  • tu casa
  • tu medio ambiente
  • tus proyectos personales

Piensa en acciones concretas que deberías hacer para mejorar tu relación con ellos, escríbelas en un post it y pégalo en el espejo del baño. Cumple esas acciones concretas antes de Samhain.

4. Beltaine es fiesta

Lo tienes a huevo. El 1 de mayo es fiesta en casi todo el mundo (bueno, Holanda y China creo que no lo celebran con festivo, qué se le va a hacer), así que puedes trasnochar. Ponte cañón y sal a pasar un buen rato con tu gente. Pero por una vez, no lo hagas por rutina. Festeja con la intención de compartir la alegría de días mejores. Lo bueno está por llegar. Atrás quedaron los días de oscuridad y escasez. Si viviéramos del campo en exclusiva, este argumento tendría una fuerza demoledora, pero por suerte o por desgracia, esa fuerza se ha difuminado con la llegada de la globalización y los supermercados. Otra evidencia más de la desconexión con la naturaleza.

Visita la web
-ESCOCIA-«UNA TIERRA DE LEYENDA Y MISTERIO» para saber más sobre cómo se lo montan en Escocia

5. Beltaine forma parte de ti

La Humanidad lleva celebrando la llegada del buen tiempo y de la primavera (bueno, en las zonas ecuatoriales les daba un poco igual, sólo tienen una o dos estaciones) desde que tiene el título de eso, Humanidad. Lo hacían en las cavernas, lo hacían los nómadas, y por supuesto nuestros ancestros más recientes , desde los primeros indoeuropeos hasta las invasiones visigodas, suevas y musulmanas. Honra a la memoria colectiva y conéctate con tu historia. Escoge la tradición que más te guste (por favor, intenta que no sea sacrificar bichos ni personas) y festeja tu lado histórico.Sé un poco más humano.

Mi reflexión final

Tú y yo nos permitimos el lujo de ignorar los ciclos naturales, porque independientemente de lo que le suceda al mundo, siempre habrá una bandeja de lo que sea en el supermercado. Déjame ir más allá: en Estados Unidos se realizó un estudio en el que se demostró que el 7% de los encuestados pensaba que la leche chocolateada venía de las vacas marrones… ¿te das cuenta de cómo se nos va de las manos?

Sin embargo, y no hace falta remontarse a los celtas, nuestros bisabuelos (quizás también nuestros abuelos) sí vivían una estrecha relación con la naturaleza. El respeto que se les profesaba a los ciclos naturales estaba totalmente justificado. Con la llegada de la tecnología hemos perdido el respeto a los ciclos para sacar mayor rendimiento y beneficios. Ya no es una relación entre iguales (naturaleza-personas). Es una relación de dominación (naturaleza al servicio de las personas). No se si me equivoco, pero los romanos comenzaron con esta tendencia y hasta aquí hemos llegado.

Estamos a tiempo de observar qué rumbo llevamos y analizar si es realmente lo que queremos o si, por el contrario, necesitamos corregir las coordenadas. Escucha tu cuerpo, observa la decadencia del sistema. Decide tus prioridades. Actúa. ¡Hazte un hueco de honor en la historia y trasciende!

Si quieres saber en qué consiste Beltaine, te dejo algunas referencias.

Y recuerda: si te ha gustado el post, sé buen@ y comparte. Suscríbete y cada mes recibirás contenido exclusivo para suscriptores relacionado con nuestro pasado y las leyendas del norte. También puedes dejarme un comentario, estoy segura de que te he tocado la fibra.

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *