Categoría: Guerras Cántabras

Octavio Augusto sufrió en sus carnes el «Vietnam de la época» en territorio Astur y Cántabro. Luces y sombras para uno de los enfrentamientos bélicos más controvertidos del imperio romano.

Orfebrería de la Edad del Hierro en el s. XXI

Orfebrería de la Edad del Hierro en el s. XXI

Descubre a Temátika.es y sus réplicas históricas

Como prometí, aquí os traigo el último podcast de la temporada antes de las vacaciones de verano 2020. La verdad es que este año las necesito especialmente. Pero no quería despedirme de cualquier manera, y me he reservado para el final la entrevista sobre la Orfebrería de la Edad del Hierro en el s.XXI que le he realizado a Eva Sánchez Mateos, integrante del equipo de Tematika.es

Eva nos va desvelando los comienzos de un proyecto familiar apasionante, en el que se unen la tradición familiar con el amor por la historia y las réplicas de orfebrería de la Prehistoria, la Edad del Hierro y posteriores.

equipo de tematika.es
El equipo de Tematika.es dándolo todo

Hablaremos de recreación histórica, de sus proyectos más importantes y cómo puedes contactar con ellos para adquirir piezas prácticamente iguales a las que llevaban nuestros antepasados hace más de 2000 años.

orfebrería edad del hierro
Algunos de sus últimos proyectos más importantes.

Revive la historia antigua con réplicas de orfebrería de la Edad del Hierro

Si te pica el gusanillo de la recreación histórica, me apuesto mi espada de antenas a que ya conocías su trabajo, pero por si acaso, te indico sus direcciones en RRSS.

tematika orfebrería

Si por el contrario, todavía no te has animado, pero te gusta la idea de lucir alajas y piezas con su historia propia, Tematika.es también es tu sitio. Con cada réplica histórica, ellos se encargan de enviarte un pequeño resumen de la historia de la pieza original. ¿Para qué quieres más? Yo ya tengo claros mis pendientes para el próximo evento de recreación histórica.

orfebrería edad del hierro
23 euros tienen la culpa.

¿Quieres info exclusiva sobre la Edad del Hierro, las guerras astur-cántabras, la mitología celta y el grimdark?

Cada mes lanzo una newsletter con algún que otro regalo y todas las novedades relacionadas con la mitología celta, las guerras astur-cántabras, el recreacionismo de la Edad del Hierro y el género al que pertenece mi novela, Las nieblas del Tsuna: el Grimdark. ¡Que no te lo cuenten!

Si te ha gustado el podcast, quizás te interese…

belleza celta en la edad del hierro
artesanía edad del hierro seda
artesanía celta cuerno edad del hierro
¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Maen Log: artesanía celta grabada a fuego

Maen Log: artesanía celta grabada a fuego

¡Qué ganas tenía de contaros todo lo que descubrí a raíz de la entrevista que realicé a este artesano navarro! Maen Log, su nombre artístico, es uno de los máximos exponentes de la artesanía celta y nórdica que hay en nuestro país en la actualidad. A diferencia de el resto de invitados, prefirió realizar la entrevista escrita, pero ¡eh! lo que importa es lo que se dice, no tanto el formato. Por eso, te animo a seguir leyendo si quieres conocer al autor de obras de arte tan impresionantes como esta:

Cuerno de toro Piloña
Astas grabadas con el motivo de la diadema de Piloña y convertidas en jarras. Madre mía, aparezco con esto lleno de cerveza en Astures y Romanos y me hacen la ola tres días seguidos.

A Maen Log lo conocí en su página web en FB, porque me llamó la atención su catálogo de cuernos grabados con diseños espectaculares. Con el tiempo descubrí que no sólo trabaja este material, sino que también domina el pirograbado en piezas de madera, donde plasma sus intrincados diseños de autoría propia.

Por cierto, si quieres estar al tanto de entrevistas como esta…

No dejes de suscribirte a mi Newsletter. Cada mes envío un email a todos mis suscriptores con lo mejor de la mitología celta, las Guerras Astur-cántabras, el Grimdark y la Edad del Hierro, los ejes centrales de mi novela en construcción: ¡Las nieblas del Tsuna!

Pero no te entretengo más, que el tiempo es oro y las imágenes hablan por sí mismas…

Primeras preguntas a Maen Log: sus inicios en la artesanía celta y nórdica en ciernes

P: Cuéntame un poco sobre ti: ¿Quién es Maen Log?

R: En el mundo de la artesanía se me conoce como Javi Maen Log, que sería mi nombre comercial por llamarlo de alguna manera. Pero mi nombre real es Javier García Tarazona, soy natural de Tudela (Navarra), la zona celtíbera a orillas del Ebro de esta provincia, ciudad en la que también vivo.

P: ¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la artesanía?

R: Realmente yo no me dedico a esto, es una afición con la llevo unos 20 años, ya me gustaría dedicarme exclusivamente a ello.

diseño Maen log celta
Triskel con motivos vegetales y trabajo de grabado en vasos de madera

P: ¿Cuál fue tu primera pieza?

R: Mi primer dibujo celta fue sobre un plato de madera de pulpo que estaba quemando un amigo con una lupa y a raíz de ahí me sugirió comprarnos un pirógrafo, cosa que yo no sabía ni que existía, así empezó todo. Mi primera pieza seguramente algún dibujito del libro de Kells.

P: ¿En qué tipo de artículos estás especializado?

R: Mi especialidad son los cuernos y jarras de cuerno para beber, ya sean con motivos celtas diseñados por mi, celtibéricos basados en la decoración de piezas arqueológicas de esa época, aunque también de vez en cuando hago algún diseño nórdico.

P: Tuviste algún mentor? ¿Fuiste autodidacta?

No, no he tenido ningún mentor en esto, he sido siempre autodidacta a la hora de pirograbar, para dibujar si que he tirado de libros sobre el tema de autores como George Bain, Aidan Meehan y de observar obras clásicas como el libro de Kells, Lindisfarne, Durrow o de artistas celtas contemporáneos.

pirograbado madera artesanía celta Maen Log
Numancia se respira en sus obras, casi puede tocarse, beberse…

P: ¿Cuáles son los eventos en los que mejor ambiente te has encontrado?

R: Pues la verdad que no he asistido a muchos, pero los de recreación histórica son mis favoritos. He asistido a unos cuantos cuando el Grupo Celtíbero de aquí de Tudela estaba activo y posteriormente a alguno acompañando a mi amigo Manuel, el Artesano Numantino de Arsgentum.

P: ¿Qué vías de venta empleas para vender tus productos?

R: Principalmente a través de internet, la gente contacta conmigo en mis cuentas de redes sociales para comprarme alguna cosa que ya tengo hecha o si es un encargo mas elaborado ya lo hablamos por teléfono, aplicaciones de mensajes…

Si Maen Log pudiera volver atrás en el tiempo…

P: ¿Cuáles son los errores que no volverías a cometer si pudieras volver atrás?

R: Más que errores, lo que no me gusta mucho es repetir muchas veces el mismo artículo, aunque a veces no queda otro remedio. Aparte de que me acaba aburriendo, creo que pierde esa magia que tiene una pieza única y con la que te implicas mucho más.

P: ¿Qué es lo mejor de ser artesano?

Lo mejor es el disfrute en el proceso de elaboración de un nuevo proyecto, cuando se te pasan las horas sin darte cuenta dibujando, pirograbando, dándole vueltas mirándolo, incluso una vez terminado.

Maen Log

P: ¿Y lo peor?

R: Deshacerse de una obra, me quedaría con la mayoría de las cosas que he hecho.

cuerno pirograbado artesanía celta
La cerveza nunca sabe igual si la bebes en un cuerno como este. No hay color.

P: ¿Cuáles son las fuentes de documentación de Maen Log a la hora de llevar a cabo sus procesos de artesanía celta y nórdica?

R: Principalmente libros, tengo bastantes sobre los celtas en general, lo que más sobre los celtas de la península ibérica, y unos cuantos sobre el arte celta en varios idiomas.

Aunque también, por supuesto, a la hora de reproducir un dibujo de una pieza arqueológica, siempre y cuando no pueda acudir al museo, centro de interpretación o tenga suficiente información en libro, hay que tirar de internet, fotos, pdf, artículos y/o consultar con algún amigo artesano.

Carnyx Maen Log
Cuerno de sonar inspirado en el Carnyx galo

El futuro de la artesanía celta según Maen Log

P: ¿Cuál es el futuro de la artesanía en España?

R: Que si ya estaba difícil, con el año que llevamos lo veo muy mal, se han suspendido la mayoría de ferias, eventos, con lo que de momento lo veo muy duro.

P: Maen Log, ¿Qué le aconsejarías a alguien que quiere dedicarse a la artesanía en el futuro, y en concreto, a la artesanía celta?

R: Que pongan todo el cariño y la pasión en lo que hacen y personalmente que sean creativos, se ve mucho “artesano” de “ yo cojo todos los dibujos de internet ”, copiar a otros… algo que creo que no sólo está muy feo si no que muchas veces es ilegal. En mi opinión se echan de menos artesanos dedicados a “X “estilo o estilos pero creado por ellos mismos.

Fin de la entrevista.

Descubre sus obras de arte y no te quedes con las ganas!

Si la situación lo permite, yo voy a ir separando un dinerito al mes para mi vicio. La cerveza no (bueno, sí, pero para eso no reparo en gastos)… Me refiero a la recreación histórica. ¡Ya me pueden echar Cruzcampo en el cuerno, que seguro que me sabe a gloria! (Ojo lo que he dicho… ¡Cruzcampo!)

Maen Log artesanía celta
¡Pincha para saber más!

Si te gustó esta entrada, quizás te interese…

belleza celta en la edad del hierro
¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Artesanía de la Edad del Hierro, hoy: la seda

Artesanía de la Edad del Hierro, hoy: la seda

Posiblemente, el tejido sea uno de los elementos más difíciles de reproducir tal y como lo hacían en tiempos de astures, galaicos, cántabros y por supuesto, romanos. Sólo algunas personas dominan este tipo de artesanía hoy en día (anterior a la Edad del Hierro) y yo he tenido la suerte de conocer a una maestra de la seda, un artículo de lujo ya desde el s. I a.C. en todo el Imperio Romano.

Tanto en las regiones de dominación celta, como en el Imperio Romano, se ha dado el comercio de artículos venidos desde los confines del mundo conocido. Con frecuencia, aparecen diseminados en los yacimientos arqueológicos, donde las clases privilegiadas se hacían enterrar con joyería, armas y demás objetos de caché.

seda Imperio romano artesanía edad del hierro
Aquí tenemos a Lucila, con un maravilloso manto de seda, en el s. II d.C (Según los productores de Gladiator). ¿Qué no se llevaría a la tumba la hija del emperador Marco Aurelio?

Los atuendos, también eran símbolo de riqueza. Fabricados con telas de vistosos colores y texturas, sorprenden a los visitantes de los museos por sus intrincados diseños, teniendo en cuenta la tecnología de la época.

Artesanía edad del Hierro lana
Imagen tomada de Pinterest, con telar de pesos al fondo

Para que te hagas una idea de la odisea que suponía elaborar telas, con independencia del material empleado en la Edad del Hierro, en este podcast Mar Rodríguez Brito nos contará cómo se lo monta, desde la obtención de la materia prima hasta las últimas operaciones de entramado. (Con el valor añadido de trabajar con un material como la seda)

Si quieres conocer más datos sobre sus obras de arte, ya sea para alguna prenda de recreación histórica o simplemente porque te interesa adquirir seda elaborada de manera artesanal, no dudes en ponerte en contacto con ella mediante sus redes sociales

Vivir de la artesanía de la Edad del Hierro en la actualidad

Pero no nos quedaremos ahí. Mar nos contará de primera mano qué implica vivir de la artesanía de la Edad del Hierro en el siglo XXI, qué aspectos positivos y negativos comporta y cuáles son sus consejos para todos aquellos que sueñan con dedicarse a su pasión por la artesanía pero no acaban de dar el paso.

Anda, no te entretengo más. Dale al play y disfruta. Pero antes, haz el favor de suscribirte, que te estás perdiendo la guinda del pastel. Cada mes envío una newsletter a todos mis suscriptores con lo mejor del Grimdark, Las guerras astu-cántabras, la Edad del Hierro y la Mitología celta. Y a veces caen regalitos… Yo ahí lo dejo.

Si te interesa escuchar más podcast como este, no te pierdas:

astures edad del hierro artesanía
Pincha aquí

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
El Asturcón, el caballo de la Edad del Hierro

El Asturcón, el caballo de la Edad del Hierro

El que mantiene un blog a lo largo del tiempo sabe que es una tarea constante de planificación. Pero hay entradas que se cuelan en la lista porque la vida te zarandea y como en este caso, sientes la imperiosa necesidad de hablar de un ser casi mitológico: el asturcón: caballo de la Edad del Hierro.

El caso es que el año pasado, cuando escribí este post por estas fechas, monté a caballo. Hacía cinco años que no me subía a uno, pero daba igual: volví a sentir ese cosquilleo, esa magia de estar a lomos de un hijo del viento. Troté al modo inglés para proteger la espalda, y ojo al dato: GALOPÉ como aquella del anuncio rancio de Terry. Pero vestida y con estribos, claro.

Mi marido, en plena era de la tecnología, ni siquiera se dignó a grabar el momentazo del galope (me refiero a mí, no a la del brandy), así que tendréis que fiaros de mi palabra.

Tuve agujetas hasta en las pestañas, pero valió la pena. De hecho, si mi espalda, el coronavirus y la cartera me lo permitieran, montaría muchísimo más, pero… ¿qué se le va a hacer? ¡no se puede tener todo!

El Asturcón, caballo predilecto desde la Edad del Hierro

Siempre me quedo con ganas de más y no puedo evitar imaginarme en una vida pasada como guerrero ástur a lomos de un asturcón hace dos mil años. Sólo eso explicaría algún que otro sueño recurrente, o la familiar sensación que siento al montar a caballo.

De aquellos guerreros ya no quedan más que las fíbulas, algún brazalete, cuatro chismes para ir a la guerra y unas cuantas estelas funerarias. Pero, por increíble que parezca, los asturcones siguen ahí, inmortales; más o menos inmutables desde la Edad del Hierro. Son los «Jordi Hurtado» del mundo equino, por así decirlo.

Asturcón, inmortal como Jordi Hurtado
Como bien sabéis, Jordi es uno de los inmortales más destacados de nuestro país. El Coronavirus será otra muesca en su cinturón.

El caballo asturcón en la Edad del Hierro era un animal venerado

Para los ástures (y por extensión, cántabros y yo diría todas las tribus del norte a finales de la Edad del Hierro) este caballo era sagrado y aparecía como motivo en más de una estela funeraria, como en la de la foto de abajo. Precisamente, el caballo forma parte del grupo de animales psicopompos de la religión celta, junto con el buitre y algunos más.

Estrabón cuenta que en los rituales previos a la guerra, los augures sacrificaban algunos ejemplares y bebían su sangre para honrar así al dios de la guerra (aunque me cometan por el pinganillo que sólo en contadas ocasiones, que Estrabón estaba a sueldo del Imperio y recibió órdenes de pintarlos como incivilizados).

Estela funeraria asturcón
Estela funeraria vadiniense de Tridio. Finales del s. II-III d. C. Epígrafe inciso sobre canto rodado de cuarcita. Procede de Villayandre, Crémenes. Texto: M(onumentum)/TRIDIO ALONGVN/BODERI F(ilio) VA(diniensi) AN(norum) XXV/FRONTUM DOIDERI/GVM AMICO SVO/POS(u)IT H(ic) S(itus) E(st)/T(erra) L(evis) Traducción: Fronto, de los doiderigos, puso este monumento a su amigo Tridio, hijo de Bodero, de los alongos, vadiniense de 25 años de edad. Aquí yace, séate la tierra leve. Junto al texto hay motivos vegetales: el árbol de hoja perenne y la hoja de hiedra, de significación funeraria; y el caballo asturcón, junto a una especie de plataforma con ruedas, quizás trasunto de un carro.

Así mismo, esta raza de caballo fue muy valorada por los romanos. Una vez instaurada la Pax Romana, lo exportaron allá donde el Imperio necesitaba un método de transporte duro y tenaz, habituado a relieves escarpados. Incluso Nerón tenía un Asturcón entre sus monturas favoritas. Parecerá que era la primera vez que salía de casa, pero no es así. Durante las grandes migraciones indoeuropeas y hasta finales de la Edad del Hierro, este fue el tipo de caballo estándar. Podría decirse que todas las naciones celtas montaban a lomos de caballos similares. Pasado el tiempo, el asturcón fue visto por Irlanda, donde era apreciadísimo; e incluso París, ciudad en la que tiraban de carruajes y dotaban a la urbe de un toque chic por aquel entonces. Por supuesto, el asturcón va a estar presente también en Las Nieblas del Tsuna, ¡je!

De la veneración a la extinción

No obstante, el caballo asturcón también ha atravesado tiempos difíciles. Esta raza de caballos, que data sus orígenes en la última glaciación, estuvo a punto de desaparecer. Pero no fueron las guerras Astur-Cántabras, ni siquiera la Guerra Civil Española la que amenazaron con su fin. En esta ocasión, la introducción de sementales de nuevas razas (más altas y más rentables en el negocio de la carne de potro), así como el declive de las actividades ganaderas y el uso de tracción animal casi llegan a sentenciar a la extinción a este poni autóctono de la Cordillera Cantábrica.


Todavía, el asturcón estaba en peligro en 1979, pues solo quedaban 40 cabezas.


Colaboración de D. Benedicto Cuervo Álvarez para El Buscolu

El esfuerzo de algunas personas y asociaciones (sabedoras del futuro incierto de esta raza), hizo que las cifras del asturcón, el caballo por antonomasia en la céltica de la Edad del Hierro, viraran considerablemente.

Es el caso de ACPRA, la Asociación de Criadores de Ponis de Raza Asturcón. Tal y como indica en su web, «la asociación gestiona el Libro Genealógico de la raza, realiza el marcaje de los potros y expide los documentos correspondientes, con el objetivo fundamental de criar el Asturcón en pureza.

Además, procura dar servicios en común para los asociados y promociona, y participa, en colaboración con administraciones y particulares, en todo tipo de eventos que puedan servir de marco para dar a conocer la raza de poni Asturcón.

Aunque como siempre, detrás de tanto acrónimo, hay personas de carne y hueso que hacen realidad con su día a día que joyas de la Edad del Hierro, como el caballo asturcón, no desaparezcan. Es el caso de David Martín, artesano y ganadero al pie del cañón, como se ve en este reportaje de RTVE:

De hecho, en 2006, el censo de asturcones subía a 1.113 ejemplares. A pesar de no ser exactamente como los asturcones que describían los romanos en sus escritos (el tipo de poni más parecido, vivo, sería el que corre por las praderas de Islandia), se conservan las características más importantes. Tengamos en cuenta que a lo largo de los años ha sido inevitable su cruce con otras razas.

Y ¿qué es lo que hace tan especial al asturcón?

Pues eso, que es un Jordi Hurtado de los caballos. A pesar de todo, conserva características que lo hacen único porque desciende de los caballos más primitivos que había. Los caballos que conocemos hoy en día han «evolucionado» de alguna manera porque el ser humano se ha involucrado en la cría desde hace milenios y ha ido haciendo mezclas en su beneficio para obtener caballos específicos para cada fin. Pero el asturcón sigue más o menos fiel a sus orígenes.

Voy a copiar textualmente de la web «Senderismo de Asturias«, porque, aunque sé trotar y galopar como la jinete de FA, no estoy muy puesta en el tema de la fisionomía de los equinos. Eso sí, me pareció extraordinario eso del doble párpado:

«El poni celta puro se extendía desde las islas Feroe e Islandia por el Norte, hasta Asturias como mínimo, por el sur, como resultado de las migraciones de pobladores de origen centroeuropeo. Morfológicamente, los antiguos Shetland se asemejaban notablemente a los asturcones originarios del Sueve

Su estructura era de tipo oriental, con huesos muy finos en las extremidades, con el característico ojo de sapo y el párpado doble para proteger el ojo. Otras razas hoy extinguidas o a punto de desaparecer, como el poni de la isla de Barra, el antiguo Highlander, o el Bretón, conservaban en conjunto las mismas características raciales.»

El Asturcón, un caballo de la Edad del Hierro, hoy en día

Existen varias formas de poder admirar la belleza del asturcón, pero sin duda, yo recomiendo dos.

Por un lado, la ya famosa «Fiesta del Asturcón» en Piloña, Asturias. Allí se dan cita, como cada tercer sábado de agosto, los amantes de esta raza equina para celebrar misa de campaña, entrega de premios, espectáculo de marcaje y doma, comida campestre, y mucha música y fiesta de ambiente asturiano cien por cien.

Por otro lado, si no puedes acudir a la fiesta en agosto, es posible concertar visitas a lo largo del año en varias empresas que se dedican a mantener en semi libertad a los 80 ejemplares que habitan en el concejo de Piloña. Yo he encontrado esta, y quiero que conste en acta que no me llevo comisión, pero me ha parecido una buena propuesta y os la hago llegar.

Si el maldito virus lo permite, aprovecha para escaparte a un paraje maravilloso y visita a un protagonista vivo de nuestra historia antigua.

Presentación del Asturcón en Fitur.

Si quieres recibir mi newsletter mensual sobre Mitología Celta, Grimdark, Edad del Hierro y Guerras astur-cántabras, ¡déjame tu email aquí abajo!

Si te gustó el post, puede que te interese…

mitología celta edad del hierro

NOTA: la imagen destacada del asturcón proviene de la página «la montaña mágica, casa rural de Llanes»

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Astures y Romanos de Astorga: 5 consejos para vivir la fiesta

Astures y Romanos de Astorga: 5 consejos para vivir la fiesta

Dicen que cazadora previsora vale por dos. Bueno, y si no es así, lo digo yo, que para eso es mi blog. Tenía la intención de reeditar la crónica de mi paso por el festival de Aastures y Romanos de Astorga, pero al final me di cuenta de que la información adicional era tan relevante y conveniente, que se merecía un post propio. Aquí te doy los mejores consejos para planificar y disfrutar de Astures y romanos de Astorga a tope. Toma nota.

Tal y como comenté en la newsletter de febrero (si quieres suscribirte, pincha aquí), el último fin de semana completo de julio se celebra el festival de recreación histórica más importante de las Guerras Astur-cántabras en la provincia de León: Astures y Romanos de Astorga. En el 2020, cae del 23 al 26 de julio. Si tenemos en cuenta esta fecha, podremos ir planificando con tiempo todo lo necesario para asegurarnos de que van a ser las fiestas más memorables del verano, y si me apuras, del año.

Consejos para Astures y Romanos de Astorga nº1: Reserva con tiempo.

En Astorga hay una maravillosa oferta hotelera. Pero no te encantes, porque el Camino de Santiago satura en verano sus albergues más económicos y hoteles, de manera que cuando te entre la tentación de hacer noche y no haya donde caerte muert@, desearás haberme hecho caso. Mis compis de tribu me recomiendan no demorar la reserva más allá de mayo-junio.

Entre las opciones más recomendadas, en función de tus circunstancias personales (yo, por ejemplo, no me organizo igual si voy sola que si voy en familia, obviamente), te propongo lo siguiente:

En casa de un amigo

Pues sí. Es la más económica y la que más fiesta hace, pero bueno, no todos disponen de una amistad en la ciudad. Además, si vas con familia, puede ser un caos. Así que toma nota de las siguientes soluciones:

FAMILIAS: Aparta-hoteles.

El que tiene niños, lo sabe. A veces la comodidad de un aparta-hotel te permite abaratar costes en comidas y estar más a tu aire, sin horarios, como en casa, y más si vas a estar el fin de semana completo. En este caso, te adjunto el link de booking que te sugiere los mejores apartahoteles en función de su ubicación (tema importante, aunque Astorga no es muy grande) y prestaciones. Date prisa, porque esta opción es más que golosa y vuela. Estoy por reservar yo, para que te hagas una idea… (entrada escrita a 6 de marzo)

alojamiento consejos astures y romanos de astorga
El Apartahotel es la opción más amigable para familias con niños pequeños en Astures y Romanos de Astorga

Hoteles en Astorga; para los que van a Astures y Romanos solos o en pareja

Tanto si vas a vivir la fiesta por tu cuenta o vas acompañad@, la clásica habitación de hotel sigue siendo una solución ideal. Obviando las prestaciones de cada oferta hotelera, lo que más te va a interesar es estar cerca del epicentro del festival, oséase, en el centro. Aunque, también es cierto que si prefieres separarte un poco del bullicio para descansar, lo más recomendable es reservar en hoteles que estén más a las afueras, pero dentro del casco urbano.

Entre los hoteles que me han recomendado los astorganos, tenemos el Astur Plaza (3*) y el Vía de la Plata (4*). A día de hoy, ya no hay plazas en ninguno de los dos.

Pero bueno, siempre puedes echar un vistazo en este link. Lo bueno de que el camino de Santiago pase por la ciudad es que hay multitud de albergues económicos, y dos noches te pueden salir por 50€, con desayuno incluido. Eso sí, tendrás que compartir habitación, ya sabes…

Consejos para Astures y Romanos de Astorga nº2: Prepara tu caracterización con rigor histórico

Una recreación histórica no es un carnaval de astures contra romanos. Va mucho más allá. Aunque todavía se pueden ver algún que otro despistado que va con terciopelo y raso o colores fosfis en sus ropajes de época, lo cierto es que los astorganos se toman muy en serio el rigor histórico y procuran emular a sus ancestros astures y romanos con fidelidad. Para ello, se sirven de una guía de rigor histórico que puedes descargarte desde la web oficial de la asociación.

Si eres un «Juan Palomo», yo me lo guiso, yo me lo como, estas cosas llevan tiempo. Es difícil adaptar prendas actuales de grandes superficies a lo que exige el cánon Astur o Romano, así que tendrás que echar mano de la Singer y dar algunas puntadas.

consejos astures y romanos de astorga
Aquí le endosé a mi madre la faena del Juan Palomo…

Si no tienes tiempo, o eres un negado de la costura, como yo, puedes encargar tu vestimenta a tiendas especializadas, como Taller Imagen, o en Tejidos Virginia de Astorga, especialistas en estos menesteres. Ten en cuenta que, si vas a formar parte de alguna tribu en concreto, deberás llevar los «colores corporativos», jejeje, que para eso sois tribu, ¿no?

astures y romanos de astorga guerras cántabras consejos
Resultado final. Como veis, pinté con pintura acrílica roja los bajos y las costuras, y tuneé el cinto con la flor del agua.

Mención especial para zapatos y complementos

Las chanclas de dedo no valen, ni las de ir a la piscina. Haz el favor. Nuestros ancestros llevaban calzados particulares, y parte del homenaje a aquellas gentes pasa por currarse un poco el tema de el calzado y los complementos. Aquí te dejo algunos ejemplos:

guerras astur-cántabras
Carbatinas de cuero

De nuevo, si eres un Juan Palomo de la vida, hay tutoriales para todo. En este caso en Pinterest dispones de los patrones, por si te animas…

En La casa del recreador te sacan del apuro si ves que no se de da bien lo del cuero. Y en Una de romanos, tienen todo tipo de complementos.

Mi consejo es que, al ser un tipo de producto artesanal, lo encargues con tiempo para poder utilizarlo un poco antes y que no te desholles los pies en las fiestas.

En cuanto a complementos, tienes información detallada en el post de Belleza celta. Pero si quieres ir a tiro fijo para gastarte los euricos, aquí te dejo el link de Temáticka Shop, web especializada en estos menesteres, tanto para astures como para romanos.

De todas formas, si ves que no te ha dado tiempo de nada, en el mercado temático que se monta cerca de los campamentos puedes adquirir de todo, desde los cuernos para beber cerveza hasta los trajes y complementos. Eso sí, la inmediatez se paga.

Consejos para Astures y Romanos de Astorga nº 3: revisa el programa de ediciones pasadas

La programación de Astures y Romanos de Astorga no varía de manera drástica de un año para otro, por lo que si tomas como referencia el del último año, te harás una idea aproximada de lo que sucederá el jueves, el viernes, el sábado y el domingo. En función de dicha programación y de tus actos favoritos, reserva las noches de hotel. Aquí tienes el link que te lleva a la programación del 2019.

Consejos para Astures y Romanos de Astorga nº 4: No te quedes con las dudas

Si tienes cualquier duda al respecto, pregunta en el formulario de contacto a la asociación de Astures y Romanos. Puede que en tu grupo haya discapacitados, o que simplemente no sabéis si algunos actos serán interesantes para los más pequeños… desde la asociación os pueden informar sin problemas de las particularidades de cada evento.

Consejos para Astures y Romanos de Astorga nº 5: Logística y dónde comer

Cuando pregunté a mis compis guigurros dónde podía enviar a mis cazadores de leyendas para hincar el diente, me dijeron que en general, no era difícil encontrar sitios sobre la marcha con una buena relación calidad precio. Supongo que, si vas a sitios más chic, tendrás que reservar con tiempo, ya que la ciudad se llena de gente.

Otro consejo que me dieron para disfrutar de Astures y Romanos de Astorga fue aparcar el coche en las afueras. Astorga es pequeña y no es necesario coger el coche para disfrutar de la fiesta, por lo que es mejor dejarlo aparcado y darle a la suela. Existe un gran aparcamiento a las afueras de la ciudad, aunque yo aparqué dentro, en una calle donde JC perdió la chancla.

¡Y ya sólo me queda desearte unas fiestas dignas del recuerdo, porque con tanta planificación vale la pena!

Si te gustó el post, comparte y suscríbete, plis.

Cada mes envío una Newsletter con información relevante sobre nuestros ancestros celtas de la Edad del Hierro, Fantasía oscura o Grimdark, Mitología celta y Guerras astur-cántabras.

Seguro que te interesa…

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Bolos leoneses: herencia de la Edad del Hierro

Bolos leoneses: herencia de la Edad del Hierro

El Origen de los bolos leoneses está en la Edad del Hierro

Que los ástures (y también los cántabros) se zurraban entre ellos es bien sabido. En la Edad del Hierro, cualquier excusa era buena para asaltar al castro vecino si no había tésera de hospitalidad de por medio: mozas más guapas que las de tu castro, mejores caballos, control de los mejores pastos… Eso era así (seguro). Pero para estar a la altura, amigo, tenías que adiestrarte largo y tendido. Lucha leonesa: lunes, miércoles y viernes; los martes y jueves seguramente tocaba manejo de falcata, honda y lanza. El sábado algo de equitación para la guerra y los domingos algo más light, no vaya a ser que sobrecarguemos el cuerpo: desarrollo de estrategia del asalto, pulso y camaradería. O lo que es lo mismo, jugar a los bolos leoneses.

bolos leoneses
Cómo asaltar un castro y derribar al centinela: ése era el objetivo del juego

La analogía de los bolos leoneses en la Edad del Hierro tiene sentido

Piénsalo: la clave para un asalto perfecto al castro es :

  • derribar al centinela sin despertar al resto del castro,
  • abrir las puertas para dejar pasar al resto de tus compañeros
  • y llevarte lo que tengas que llevarte sin sufrir bajas en tu bando.

Con la media esfera en mano, consigues la máxima puntuación cuando ésta entra en el castro y consigue derribar el Miche (centinela). Al margen de esta jugada ideal, hay multitud de maneras de puntuar. Eso hace que sea algo complicado cogerle el tranquillo a este juego, tiene que haber alguien que te enseñe a jugar bien.

Ya en la actualidad, lejos de la Edad del Hierro, yo me harté de jugar en mi pueblo cuando era una adolescente y por aquel entonces no tenía ni idea del trasfondo histórico. Para mí era sólo un juego que practicaban los abuelos y que era fascinante, algo prohibido. Sí, prohibido. No nos decían nada, pero cuando la juventud se ponía a jugar, los viejos torcían un poco el morro cuando las chicas cogíamos la bola. Y aquello le daba más morbo porque despertaba tu lado rebelde. Al fin, terminó por ser algo normal, porque posiblemente, o jugábamos nosotras también, o aquello no tenía cantera suficiente.

bolos leoneses
El Cincón o Cinca, en mi pueblo, era el único bolo que al caer no daba puntuación. El equipo contrario gritaba ¡Finca! con enérgica alegría.

Como dije en algunas lineas más arriba, necesitábamos de la tutorización de los veteranos porque el reglamento era un poco infumable: que si el derribo del Miche (el centinela), que si tiene que caer la bola en el castro y eso son tantos puntos, que si es finca (jugada sin puntuación), que si entró en el castro o no entró, que si pasó por la raya del once… Sin ellos no hubiera sido posible jugar de una manera decente.

Jugar a los bolos leoneses no es sólo cosa de viejos, ni de la Edad del Hierro

Durante al menos dos veranos, el castro de los bolos fue punto de reunión indiscutible. Había movimiento en el pueblo: los mayores se reunían, salían de su letargo y vibraban. En vez de verlos ensimismados en la soledad que trae la vejez, recuerdo sorprenderme al ver cómo interactuaban entre ellos, con un brillo en los ojos que me chocaba. Evidentemente, llevaban toda una vida conociéndose, pero yo, que siempre los conocí viejos y aburridos, quedé intrigada. ¿Cuántas vivencias y aventuras trajinaron juntos?

Se sentían vivos. Quizás era el gusto por competir. Puede que sentirse maestros por un rato y recibir admiración y atención les inyectara una ilusión extra en aquella mirada. Sólo por eso, valía la pena mantener el castro de los bolos. Sólo por eso, valía la pena perpetuar un legado heredado directamente de nuestros antepasados celtas, en la Edad del Hierro.

De eso me doy cuenta ahora. Ahora que ya no existe el castro (se asfaltó la calle y a partir de ahí ya no se volvió a montar), ese vínculo de personas intergeneracional se ha perdido. Los viejos (los pocos que quedan ) van por un lado, si es que salen de casa, y la juventud… ah, la juventud. Los jóvenes no salen del Instagram. ¿Qué será del juego ancestral que nos legaron los ástures? Ese legado que sobrevivió al Imperio Romano, al Cristianismo, la Industrialización y demás transformaciones históricas?

Bolos leoneses
Un ejemplo de una partida cualquiera en un pueblo leonés cualquiera… (wikipedia)

Los bolos leoneses hoy en día

Te sorprenderá descubrir que esta disciplina deportiva tradicional, con orígenes celtas de la Edad del Hierro, tiene bastante tirón. Sobre todo, fuera de León. Algo bueno tenía que traer la combinación de una emigración masiva, a ciudades como Madrid o Barcelona, o regiones como el País Vasco, y la morriña del emigrante. Cuando estás fuera de tu casa, te coges como un clavo ardiendo cualquier cosa que te una a los tuyos, a tus orígenes, a tu antigua vida. Sí, lo adivinaste: los bolos leoneses son ese clavo para muchos cazurros en el exilio.

Los catalanes admiran esta disciplina y la adscriben a la federación de deportes tradicionales. Tranqui, que sólo hablan en catalán al principio un minuto.

En León, la Delegación leonesa de Bolos vela por mantener el calendario de competiciones activo y difundir el reglamento oficial. Últimamente se están techando muchos castros, de manera que así se pueden jugar partidas incluso cuando hace mal tiempo (cosa habitual en el norte y que no ha cambiado desde la Edad del Hierro, aunque con el cambio climático, estamos en ello).

Sin embargo, por más que busco en Internet, sólo veo señores viejos jugando, y te aseguro que me he pasado tiempo investigando. Hay algún vídeo documental de estudiantes que tienen como deberes del instituto entrevistar a los jugadores senior, pero poco más. (Si me lees y sabes de alguna iniciativa que introduzca a los jóvenes al juego, por favor, escríbeme)

Su pasado está claro… Su futuro está en juego

No puedo evitar preguntarme: ¿Se está perdiendo esta tradición? ¿Hay algún gesto desde la administración pertinente (Diputación de León, ayuntamientos, Junta de CyL ,etc.) No basta con subvencionar el material para jugar, que sí, ayuda. Pero o se incluye este deporte en los programas educativos/ municipales, o la juventud no dudará en meterse en Instagram. Os lo aseguro. Y la verdad, bajo mi punto de vista, tenemos MUCHO QUE PERDER. No podemos arruinar algo que es capaz de unir a jóvenes y viejos.

Además, creo que deberíamos ir más allá. Deberíamos atraer de una manera más activa al sector femenino, tradicionalmente ignorado en esta disciplina por ser considerada cosa de hombres (aunque te aseguro que a las chicas no nos falta nada en absoluto para jugar igual o mejor que los chicos. Además, en la Edad del Hierro no era excepcional ver mujeres asaltar castros. Tampoco debería serlo ahora) . En mi pueblo funcionó de maravilla, a pesar de las reticencias iniciales. Estaríamos doblando el público objetivo y podría ser una de las claves de su perpetuación.

Ellas también saben tirar el Miche, no te quepa duda.

Al margen de esta cuestión, se presenta la reciente polémica sobre qué organismo administrativo debería regular las bases de los bolos leoneses. Este deporte autóctono tampoco se escapa del tira y afloja que se llevan las regiones de Castilla y León y el mero hecho de poner sobre la mesa esta cuestión ya enciende los ánimos.

Anímate: aquí tienes algún material para empezar

Aquí te dejo el reglamento, así como webs donde adquirir el material de juego. ¡Todo es ponerse! Te aseguro que los bolos leoneses sólo traen cosas buenas: interacción, destrezas sociales, respeto a las normas, disciplina y convivencia.

Por cierto, si dominas el arte de trabajar la madera, creo que es un buen nicho de mercado. Sólo he encontrado una web en Internet que se dedique a confeccionar los 9 bolos y el juego de bolas más el Miche. ¿Sabes de alguna empresa que se dedique a su fabricación? Ayúdame a difundirla, toda aportación es un valioso granito de arena.

Si te gustó este post, comparte y suscríbete

Ahora ya lo sabes, el origen de los bolos leoneses se remonta a la Edad del Hierro, pero yo quiero saber algo de ti. ¿Te has quedado con ganas de más? ¿Quieres recibir información exclusiva sólo por estar registrado? Pues mira: cada mes, envío una newsletter con lo mejor de la Edad del Hierro, el Grimdark, las guerras astur-cántabras y la Mitología celta. Pero eso sólo sucederá si me dejas tu email aquí abajo, todavía no domino la telepatía… ¡jajaja!

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Huellas de la Edad del Hierro en los Ancares

Huellas de la Edad del Hierro en los Ancares

Sospecho que este va a ser uno de esos posts que se escriben solos. De los que se disfrutan a cada golpe de tecla. ¡Oh, sí! Hoy me dispongo a contarte algunas huellas que dejó la Edad del Hierro en los Ancares, de esas que dejan entrever su pasado celta, tanto en su arquitectura como en sus costumbres .

edad del hierro, guerras cántabras
Pues eso: 5 caramelos.

Ya, pero… ¿Qué son los Ancares?

Según la wikipedia, es una comarca tradicional de España situada en el extremo noroccidental de la provincia de León, que coincide con el término municipal de Candín (actualmente parte de la comarca del Bierzo), y que en la segunda mitad del siglo XX dio nombre a un territorio más amplio denominado Los Ancares, cuya versión más laxa y amplia comprende otras partes del Bierzo en León, desde Navia de Suarna hasta Piedrafita del Cebrero en el oriente de Lugo (Galicia), y parte de Ibias al suroeste de Asturias.

Es una zona montañosa, de difícil acceso hasta finales del s.XX, que ha mantenido unas costumbres, arquitectura y hablas propias. Se halla entre dos cuencas, la del Sil y la del Navia, separadas por los puertos de Ancares (1670 msnm) al norte y Portelo (1068 msnm) al sur de la sierra de Ancares.

Pero a mí, me suena mejor algo así como: se trata de un rincón entre León y Lugo …

donde las montañas fueron capaces de detener el tiempo,
donde las nubes deciden si se puede o no se puede cruzar un puerto,

donde Astures y Romanos dejaron susurros en el viento,

donde me topé con la melancolía de lo que se está perdiendo,
donde la magia perdura y sobrevive al blanco de los inviernos;
es el último reducto de pallozas, de origen celta sus teitos…

La Cazadora de leyendas norteñas

¡Je! me han salido unos cuantos pareados, sin haberlo deseado. Estoy «sembrá».

edad del hierro, guerras astur-cántabras
¡Gracias, chicos! Fue improvisado, de verdad.

Pero vayamos al grano. Aquí van algunas de las huellas que dejó la Edad del Hierro en los Ancares, que harán que no quieras perderte este caramelito del Noroeste Peninsular:

1. Es el hogar de los castaños milenarios

Si hay algo que me llamó la atención mientras recorría el valle era los Enormes castaños que montaban guardia a lo largo de caminos y senderos. Se erigían como imponentes legionarios a nuestro paso.

Algunos de ellos mostraban heridas de guerra; marcas negras de las plagas que los azotan últimamente. Los hubo que no sobrevivieron y sus troncos fantasmagóricos salpicaban el monte, como si fueran lápidas. Los que se mantenían en servicio, seguían firmes e inmutables: congregaban caras de asombro entorno a sus troncos y resguardaban a los insignificantes cuerpos humanos de las horas de más sol con lozanía.

El caso es que existen al menos dos teorías que justifican la presencia de los castaños en el Noroeste peninsular.

Por una parte, tenemos la teoría de que los castaños pervivieron en el noroeste a pesar de los cambios climáticos y de la extinción de la especie en casi la totalidad de Europa, con la excepción de diversos reductos. Estaríamos hablando de una especie autóctona de castaños que vieron pasar todas las edades de la prehistoria, incluida la Edad del Hierro.

Por otra, algunos sostienen la teoría de que los castaños volvieron al territorio hispánico de la mano de los propios romanos, quienes los introdujeron con vistas a alimentar a las tropas en el futuro. Recordad (podéis refrescar la memoria en este artículo de la dieta que seguían los castreños en la edad del Hierro) que en aquellos tiempos la patata seguía en América, tan tranquila, todavía por descubrir su potencial en Europa. Las castañas llegaron a ser la base de carbohidratos más importante de la Historia Antigua, al margen del cereal.

Sea como fuere, los castaños despidieron paulatinamente a los moradores de la Edad del Hierro del noroeste peninsular.

De entre todos, fuimos expresamente a visitar al legatus de los Ancares: el castaño de Cantín, en Villasumil. Nos contaron que hacían falta 12 personas adultas para rodearlo con los brazos, y a mí me dio por intentar calcular el diámetro del árbol de cabeza de camino en el coche. Me salía 6m aprox. de diámetro, es decir, súmale al largo de tu coche 2 metros más.

edad del hierro, guerras astur-cántabras
2·pi·R= circunferencia= 12personas·1,5m=18; R=3; D=2R=6m

No. No me acababa de cuadrar. Pero al toparnos con el magnánimo castaño nos quedamos sin palabras. Se trataba de un ser vivo de más de 800 años seguros (posiblemente muchos más), que albergaba una oquedad capaz de ocultar a 7 adultos. Un buen hueco, si señor…

Os prometo que no estaba enferma ni nada parecido… Aquel día me levanté con cara de Morticia natural

2. Las pallozas

Vestigios de la Edad del Hierro

Ya lo mencioné en mi improvisado poema a los Ancares… El hecho de que este reducto entre puertos de montaña sea tan recóndito y esté tan apartado de los núcleos de población grandes ha propiciado su aislamiento a lo largo del tiempo, llegando incluso a tiempos inmemoriales, como la Edad del Hierro. Nos contaba un paisano muy amable en Villasumil, que hasta no hace mucho el asfalto brillaba por su ausencia, y en lugar de carreteras había pistas de montaña (en el mejor de los casos).

La modernidad no lo tuvo fácil para llegar con sus tentáculos hasta los Ancares.

Así, al contrario que en otras zonas donde hubo pallozas y teitos, pero desaparecieron, en Ancares siguen manteniendo estos fósiles arquitectónicos propios de la Edad del Hierro; algunos siguen en activo, otros están en peor estado, y otros resultaron tuneados con chapas por comodidad o decapitados por no poder hacer frente a las reparaciones regulares del teito.

Nos recomendaron encarecidamente visitar dos pallozas museo, en concreto la Palloza del Señor Antonio, en Pereda, (León); y la Palloza museo Casa do Sesto, en Piornedo ( Lugo).

La palloza del señor Antonio

En la primera la entrada era gratuita (se aceptaba la voluntad), y tras avisar por teléfono a Octavio, el hijo del señor Antonio, éste nos abrió la puerta al pasado de su familia.


 (Palloza del Señor Antonio) Esta foto de Planetancares es cortesía de TripAdvisor

Todavía olía a lumbre. El mismo olor potente y penetrante que había en la cocinona de mis abuelos, allí donde colgaban los jamones y los chorizos, el lomo y la cecina para ahumarse. Ese golpe en la nariz me teletransportó a otros tiempos; tiempos que ya ni siquiera me pertenecían por juventud, y gracias a ese golpe de efecto pude imaginarme la vida en aquella humilde pero práctica morada.

Por desgracia me quedé sin batería y no pude hacer fotos dentro. Pero por suerte, en Piornedo fui a tope de batería y el interior de las pallozas no dista mucho una palloza de otra.

Casa do Sesto

En este caso la entrada creo que eran uno o dos euros, y el amo de la misma te hacía las veces de guía, y te explicaba cómo se vivía antaño con lo que había. Me sorprendió ver que a pesar de la sencillez, reinaba un sentido del orden que hacía apetecible pasar allí alguna temporada.

edad del hierro, guerras astur-cántabras
Aquí el desenlace del video… jaja

Sin luz, sin agua y sin gas, como el chiste; con el amor de la lumbre y el calor del ganado como única fuente de calor, aquellas pallozas estaban diseñadas para dormir lo justo y soportar el maldito invierno con los medios disponibles. Además, la idea era pasar ese tiempo de recogimiento para elaborar telas, jabones, aperos, y otras faenas que en verano, debido a la siega de la hierba, no hay tiempo.

El ingenio brillaba en cada utensilio, cada aparejo, y por cualquier rincón de la palloza podía aparecer uno de sus antiguos moradores.

De aquí salí con la sensación de que los astures, los galaicos y los cántabros (propios de la Edad del Hierro), debían llevar ritmos de vida parecidos a los de los Ancares.

3. Balouta y Suárbol. Reducto de valientes

Madre mía, llevo tropencientas mil palabras en este post sobre las Huellas de la Edad del Hierro en los Ancares, y todavía voy por el tercer punto…

Estando por la zona, comimos por Balouta, en el Miravalles (recomendadísimo). Allí, las pallozas que quedaban en pié todavía eran funcionales y volví a ver alguna que otra guadaña al hombro. Y sentí envidia. Envidia porque en mi pueblo ya no se ve la guadaña. Ni hay vacas como antes, en las cuadras. Ni gochos, ni ovejas, ni nada más que cuatro gallinas. Recordé lo que un día fue mi pueblo y me rompió un poco por dentro. Y la verdad es que no quería irme. Quería beber de aquel espejismo, soñar que todavía era posible hoy en día… pero no. Era mejor seguir mi camino o me rompería por dentro.

edad del hierro, guerras astur-cántabras
Aquí, metiendo barriga tras la comilona en Balouta

El caso es que tanto en Suárbol como en Balouta, viven encastrados en un valle de muy difícil acceso. No quiero imaginarme cómo se preparan para las nevadísimas que tienen que caer ahí. El aislamiento es cosa de valientes. Da igual si hablamos de la actualidad o de la Edad del Hierro… la naturaleza sigue imponiéndose sin cuartel en aquel rincón de los Ancares.

Por cierto, en Suárbol casi no hay pallozas, debido a un incendio hace tiempo. Pero eso no quita de hacer una visita al pueblo, pintoresco a más no poder. Y el trecho por carretera desde Piornedo hasta Suárbol es chulísimo, un bosque encantado, digno de mil leyendas… ¡No me extrañaría que entre aquellos árboles camparan a sus anchas las meigas!

4. El puerto de Ancares

Los atardeceres de Ibiza son famosos en el mundo entero. Mediterráneo, calas paradisíacas, el astro rey despidiéndose de la faz de la Tierra con sonrojo… Nada. Olvídalo. No tiene nada que hacer con un atardecer desde el puerto de Ancares.

edad del hierro, guerras astur-cántabras
Autora de la imagen: Sara Alonso Rodriguez

Un paseo por las nubes

Por «desgracia», no pudimos quedarnos para verlo porque se cerró la niebla en lo alto. Sin embargo, nos dimos un paseo por las nubes, que tampoco desmerece nada. Si hay un lugar que transmite paz, una pausa espiritual, es ese puerto. Os invito a disfrutar este secreto de los Ancares en silencio, siempre con precaución. Desde Balouta nos advirtieron de que cuando la niebla se cierra, ni los lugareños son capaces de orientarse por las rutas que salen de él. De ahí que no pudiéramos ver tampoco «El Cuadro», un enclave que se sospecha pudo ser un campamento romano (otra huella más) instalado allí para combatir a los últimos reductos de astures, una de las etnias del noroeste peninsular en la Edad del Hierro.

5. La sorprendente Vega de Espinareda

Vale, quizás no esté dentro de los Ancares (¡ojo! las huellas de la Edad del Hierro en sus alrededores son muy importantes, tal y como apunta la web celtica.es en este artículo donde habla del castro de Peña Piñera), pero a nosotros nos salvó bajar a Vega de Espinareda a la hora de cenar.

Tanto en Candín como en Pereda, si quieres cenar fuera, vas «aviao». Así que yo lo incluyo dentro de este post sobre los Ancares porque me sorprendió gratamente. Desde los puentes que cosen el curso del río Cúa a su paso, la playa fluvial maravillosa, o el impresionante Monasterio de San Andrés, todo contrastaba con los escarpados parajes monte arriba.

Mi marido, sin embargo, lo recordará por esa hamburguesería donde todavía sigue invicto el desafío de comerte la hamburguesa XXXL; tan grande que si la engulles, te mandan a la UCI por rotura interna. Se llama «la Tienda» y son super majos. Huelga decir que el sitio tiene su encanto y se come genial. Y no me llevo comisión. (reservad)

edad del hierro, guerras astur-cántabras
Foto extraída del ileon

No quería acabar el post de las huellas de la Edad del Hierro en los Ancares sin añadir que QUIERO VOLVER. TENGO QUE VOLVER. Me quedó la zona de Balboa, y no vi el Cuadro, ni subí al Miravalles (vale, esto es porque me pesa el pandero. Pero el año que viene seguro que estoy más en forma que la wonderwoman. Tiempo al tiempo). Aunque, comiendo tantos caramelos…

Si te gustó el post

Y quieres aprender más cosas sobre la Edad del Hierro, la mitología celta en hispania, el Grimdark o las Guerras Astur-cántabras, me temo que el destino te ha traído hasta aquí para que te suscribas. Es una señal.

Y si además te gustó mucho, muchísimo, lo mejor sería que compartieras en tus redes sociales!

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Este blog NO es lo que buscas

Este blog NO es lo que buscas

¿Vienes buscando una fuente de información seria, de corte académico, tradicional? ¿Quizás algo de bibliografía celta contrastada? Pues este blog no es lo que buscas. Te explico:

A principios de esta semana tuve la ocasión de intercambiar impresiones con un destacado miembro del colectivo céltico en España. Esta persona no estaba de acuerdo con mi modo de enfocar los posts relacionados con la cultura celta, sus curiosidades y demás cosas que me voy encontrando a medida que me documento para escribir.

Me decía que no escribía con el debido respeto sobre una cultura que muchos consideran suya como la que más. Además, a su parecer, escribo de manera sesgada. No pongo por escrito mis fuentes y parece que mi objetivo es ganar dinero a costa de la memoria de nuestros antepasados. Todo correcto, salvo la parte en negrita.

No gano ni un duro con esto

De momento, este proyecto no me está dando más que pérdidas. Ya saben ustedes, lo de pagar un dominio para que las editoriales vean (llegado el supuesto que acabo por fin) que vas en serio, un web hosting decente, libros de temática celta que Amazon intenta colarme a diario porque sabe que pico (debo ser la cliente platinum del sector, jajaja), madrugones para poder escribir…

No sé si algún día acabaré mi libro. La decisión de escribir en un blog para difundir las curiosidades con las que me voy encontrando en mi camino fue difícil. Me resta una cantidad de tiempo y energía enorme para mi objetivo: publicarlo y homenajear a una tierra silenciada, que a mi parecer, está olvidando su grandeza; recordar a mis ancestros para aprender de mí misma a través de su forma de ser . Y algunas veces confieso que me gustaría tirar la toalla, porque al final es un esfuerzo que sólo me aporta una satisfacción: compartir, saber que no estoy sola. Y ya.

Mi blog no está concebido para ser una referencia seria de bibliografía celta. Quedas avisad@. Si venías con esa idea, este no es el blog que buscas. De lo que voy aprendiendo en libros, artículos especializados y webs que a mí me parecen más o menos serios, me quedo con lo que más me convence (sí, contrasto información: a ningún autor de histórica, aunque meta fantasía, le gusta que le tiren de la oreja sus lectores al leer el libro, es muy bochornoso) y cuando veo algo que me gusta, lo comparto de una manera distinta. Porque si lo transcribiese, entiendo que no aporto nada.

Escribo lo que me gustaría leer

En mi caso, decidí darle un toque de humor. En su momento, pensé que era una buena alternativa a la bibliografía celta tradicional, seria, académica, muy correcta y necesaria que me leía para documentarme. Pensé en escribir lo que me hubiera gustado leer cuando me mareo de tanto artículo riguroso. Y aquí estamos. En cuanto aportas esa visión personal, puede no coincidir con la sensibilidad del que te lee. Lo siento si es así; pero no es mi intención molestarte. Recuerda: si quieres agotar las existencias de café porque se te va a caducar, con un texto aséptico: este no es el blog que buscas.

Siempre puedo mejorar

Creo con firmeza que todo se puede comentar constructivamente. Yo estoy abierta a distintos enfoques, a mejorar mil cosas que no hago bien, a rectificar cuando no estoy en lo cierto; porque soy humana y hay gente que sabe infinitamente más que yo. Te animo siempre a comentar desde el respeto si algo no os parece correcto. ¡Yo quiero aprender!

Pero este es mi estilo (de momento), y sí: me importa muchísimo el tema sobre el que escribo. Nadie en su sano juicio se levanta a las 6 de la mañana para aporrear el teclado si no le importa lo que va a escribir (o le pagan por ello, que no es el caso). Todo lo que publico pasa por mi filtro personal y mi interpretación de los hechos. Repito: Aquí no encontrarás bibliografía celta tradicional, sin sesgar, de corte académico… Si es así, Este blog no es lo que buscas. Pero no quiero que te vayas con las manos vacías. Déjame indicarte qué es lo que consulto cuando quiero documentarme:

Webs indispensables: mi bibliografía celta

No están todas las que son. Pero son todas las que están. Te pongo sólo algunas de las que están en español, más que nada porque se centran en la céltica de la península, que es lo que me interesa a mí.

Se trata de la web de una Licenciada en historia que se centra en el estudio de los celtas en la Península Ibérica. En palabras textuales:

» En Céltica Hispana trabajo investigando y reorganizando la información que nos proporciona la arqueología, la epigrafía, la numismática, la literatura y otras fuentes para recuperar todo lo relacionado con los pueblos celtibéricos, estando en constante actualización conforme avanzan nuestros conocimientos. 

Pretendo hacer llegar esta parte de nuestro pasado de una forma amena pero rigurosa para acercar la Historia a todos los públicos y despertar el interés por los pueblos célticos prerromanos de la Península Ibérica.
«

  • La forja y la espada, de Gonzalo Rodriguez García, Doctor en historia y autor de diversos libros de divulgación histórica. Cuando habla de su proyecto, cita textualmente:

«Habiéndonos doctorado con un estudio sobre la antigua Hispania céltica y habiendo adaptado nuestros trabajos de tesis al ámbito de la divulgación y publicación, aprovecharemos esta web para dar a conocer y compartir con vosotros nuestros textos. Son tres las publicaciones que se derivan de nuestra tesis doctoral. Por un lado un trabajo sobre La Tradición Guerrera de la Hispania Céltica. Un estudio en definitiva sobre los principios, valores y creencias de la céltica hispánica. Por otro, un trabajo sobre El fenómeno del Celtismo. En el que estudiamos la presencia del Mundo Celta en la cultura popular de nuestro tiempo. Y finalmente un trabajo sobre La Conquista Romana de Hispania. En el que como en un cronograma, recorremos los doscientos años de guerras, batallas, asedios y heroísmo que constituyeron la conquista de la Hispania prerromana.»

Yo tengo uno de sus libros, y la verdad es que aunque hay que estar despejado para leerlo, aporta una información relevante y útil para mi novela.

Los celtas, Héroes y magia.
Gonzalo Rodríguez García
Portada de la última obra de Gonzalo Rodríguez García.

Este es uno de los blogs del autor del libro titulado «Breve historia de los celtas». que también recomiendo consultar en mi lista de bibliografía celta (entre otros). Manuel Velasco es un habitual de las tertulias radiofónicas de los programas como «La escóbula de la Brújula». A mí me pareció que este señor dominaba bastante bien el tema.

También me descargué su libro en kindle y me pareció un básico que todo amante de la cultura celta debería tener.

  • Academia.edu es un servicio bastísimo de publicaciones académicas, de gente que estudia y publica en revistas especializadas en multitud de disciplinas universitarias. Cuando realizas una búsqueda, como por ejemplo: celtas, te aparecen todas las publicaciones relacionadas con la palabra celta que los usuarios (suele ser profesorado universitario) cuelgan para dar salida a sus artículos. Aquí te dejo un ejemplo cualquiera.

Bibliografía celta: publicaciones en papel

Te voy a poner las que he comprado y tengo físicamente en casa. Lo sé, no es mucho, pero prefiero ir comprándolos a medida que me acabo el último.

El amor que siento por el trabajo de este Doctor en Arqueología no es ningún secreto. A través de sus estudios arqueológicos se deducen conceptos que describen, con la ciencia en la mano, algunos aspectos de la realidad de los astures. Puedes escuchar la entrevista (divertida, claro, qué le vamos a hacer) que le hice hace unos meses. Fue todo un honor.

alfonso fanjul, Los astures: un pueblo céltico del noroeste peninsular
Los astures, un pueblo céltico del noroeste peninsular.
  • Despertaferro. Esta es una revista que se especializa en historia antigua y medieval. Es un básico en la bibliografía y el tema celta suele ser bastante reincidente. Se centra en el tema bélico y va ilustrada a todo color. Si, me compré el número 45, como buena friki del tema y me lo leí del tirón. Aquí descubrí a E. Peralta Labrador, el reputado arqueólogo con quien tuve la suerte de contactar para preguntarle si había alguna hipótesis de dónde podría haberse producido el robo del Águila de la Legio I Augusta.
Despertaferro Ediciones: las guerras astur-cántabras
Portada Nº 45

Esta es mi última adquisición en la lista de mi bibliografía celta. Me lo recomendó un miembro de la asociación de Astures y Romanos de Astorga por sus increíbles ilustraciones de los astures. En él se habla y se observa su posible indumentaria, su panoplia militar, los objetos cotidianos, arquitectura, etc. Me está gustando mucho y lo llevo siempre en mi bolso XXL de madre de mellizas. La Seisdedos a mi lado no tiene nada que hacer. (Ya me estoy poniendo amena, y yo que quería parecer un poco más seria en este post… ¡ains!)

Celtas en Asturies, Alberto Álvarez Peña
Portada del Ilustrador Etnográfico Alberto Álvarez Peña
  • CUENTOS CELTAS. Joseph Jacobs, Miraguano ediciones. Esta no es una obra de divulgación científica, sino un compendio de cuentos tradicionales de los que se puede extraer mucho material sobre la forma de ser del pueblo celta Irlandés, costumbres, etc. Extrapolando la filosofía céltica a lo que me interesa, lo considero un documento interesante y por eso lo añado a la lista de mi bibliografía celta.
Cuentos celtas
Sí, la de los corazoncitos y caritas sonrientes soy yo.

Podcasts con temática celta

Yo tiro un montón de podcasts porque no se si ha quedado claro que soy una Yonki del tiempo y con ese recurso puedo adelantar otras tareas mientras me culturizo. No es una fuente tan formal como las escritas, pero si tenemos en cuenta que son los mismos señores que escriben los libros y los blogs, podría decirse que la esencia del contenido es la misma.

Aquí os pongo unos pocos enlaces que me encantaron y los escucho siempre que puedo. Si te paseas por Ivoox verás que hay muchos más, sírvete a discreción.

¿Y tu? ¿de qué fuentes celtas bebes?

¿Podrías recomendarme al menos un libro, una web seria, o un podcast para ampliar la lista? Yo no tengo prisa por seguir aprendiendo, es una maratón. Poco a poco, iremos sabiendo que no sabemos nada. La cosa es tomárselo con humor para hacer la prueba más llevadera.

Si te gustó mi post, suscríbete. No muerdo (y de vez en cuando cae algún regalito (Calendario mitológico celta entre otras cosas) para los suscriptores más majos, los que tienen mejor humor… que no, que doy amor para todos, ¡no te preocupes!).

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Astures y Romanos de Astorga.

Astures y Romanos de Astorga.

Crónica de una Cenicienta ástur

Hace algunos meses comencé a hilar, sin saberlo, el cordel que me uniría para siempre con Astorga de una manera especial. De hecho anuncié a bombo y platillo en el blog y en las RRSS que tenía concertada una entrevista con el presidente de la Asociación de Astures y Romanos de Astorga, pero entre unas cosas y otras, al final no pudo ser. (De todas formas, Sergio, ahora que ya pasaron las fiestas, mi invitación sigue en pié :D)

cartel astures y romanos de astorga
Cartel de este año

La puesta a punto

Pues bien, tras dejar a las gemelas con un familiar, el sábado 27 de julio me enfundé el atuendo ástur que me cosió mi madre antes de marchar a León, me coloqué el Torque, me maquillé como si fuera Morrigan yendo a la guerra y del pelo mejor no hablamos, porque no hice nada del otro mundo. Metí las madreñas en una bolsa por si llovía y bajé desde los montes de Luna hasta Astorga (de ahora en adelante, Astúrica Augusta).

La llegada

Llegué pasada la hora de comer (sin haber comido, cosas del directo). Aparqué a las afueras porque me imaginé que luego sería complicado aparcar en el centro, y creo que hice bien. En fin, a medida que me iba acercando a la catedral, mis pintas dejaban de desentonar. Y es que me estaba adentrando, sin saberlo, en un portal temporal en el que contubernios de legionarios, y astures armados hasta los dientes se cruzaban por mi camino. Y me alegré. Me alegré tantísimo de ver que por una vez coincidía con un montón de gente apasionada por la historia, por la recreación cuidadosa de costumbres, vestimenta, etc… A pesar de haber ido sola, comencé a sentirme en mi salsa.

Mi objetivo era contactar con el presidente de la Asociación de Astures y Romanos de Astorga, y con el que sería mi anfitrión el resto del día (Omar, te estaré eternamente agradecida). Así que me fui directa al campamento situado en las proximidades de la catedral.

mapa astures y romanos astorga
La parte verde es el campamento Ástur y la marrón oscuro, la Romana

Por el camino…

me encontré peregrinos alucinando con las tropas romanas, guiris que no dejaban la cámara quieta ni un segundo tratando de sacar instantáneas de un ambientazo increíble. Pero lo mejor estaba por llegar, porque era justo en el campamento donde se encontraba el epicentro del portal temporal.

En pleno centro de la ciudad se erguía un campamento de tribus ástures (disfrutando de la hora de la comida) y de romanos (tampoco se lo montaban mal). Era un lugar en el que nada más entrar olvidabas que estabas en la moderna Astorga.

Los campamentos

Os confieso que al entrar, sentí un poco de reparo. Iba totalmente a la aventura. Anuncié de mi llegada, pero no estaba segura de que me pudieran atender, y bueno, como entré por la parte de los romanos, y yo iba de Ástur (obviamente) me metí prisa por llegar a la parte donde las pallozas se alzaban como setas, rompiendo el patrón cuadriculado de las tiendas de campaña romanas.

campamento astur
Foto extraída de Astorga Redacción

Tanto a un lado como al otro, todo estaba dispuesto al más mínimo detalle. Desde la música de ambientación diferenciada por áreas, las construcciones, la señalización de la palloza de cada tribu, etc… todo estaba pensado para hacerte volver a la época de los ástures y los romanos. Estuve un rato deambulando por allí, ensimismada. Susarros, Cabruagénicos, Cilúrnigos, Guigurros… y así un buen número de tribus formaban parte del campamento ástur, pero no sabía por dónde empezar…

Dentro de las pallozas

Pregunté por el presidente de la asociación de Astures y Romanos de Astorga y enseguida me invitaron a pasar dentro de una de las pallozas. No pude hacer otra cosa que maravillarme. Para ser una estructura provisional, el nivel de recreación seguía altísimo. Cualquier atisbo de dispositivos modernos estaba convenientemente camuflado, de manera que al entrar dentro, el hechizo del portal temporal se hacía cada vez más fuerte. (Vamos, que yo estaba alucinando tanto que ni siquiera eché una triste foto, simplemente me abandoné a vivir el momento, y creo que hice bien).

La legendaria hospitalidad de los ástures

hizo acto de presencia y enseguida me sentí como en casa. Me recibieron como si fuera una más, pero obviamente, era un día crítico para andar haciendo entrevistas (entre otras tantas actividades, ese día se celebraba el circo romano), así que la entrevista no pudo ser en esa ocasión. Tampoco esperaba hacerla ese día. Era consciente del nivel de estrés que soporta la junta directiva de una asociación capaz de mover todo ese tinglado.

Sin embargo, la aventura acababa de empezar. En ese momento llegó Omar con una calavera llena de cerveza en mano. Era mi amigo de la tribu de los Guigurros. Especialista en rigor histórico de la asociación de Astures y Romanos de Astorga, Omar me llevó a su palloza y seguí alucinando en colores. Creo que es obligatorio visitar el campamento si estáis por Astorga durante la recreación histórica, en serio. El arduo trabajo que lleva montar el campamento da sus frutos y la gente queda maravillada.

Allí estuvimos hablando de la fiesta, de las asociaciones invitadas, de presupuesto y esfuerzo personal de los integrantes de la asociación, de Guerras Astur-cántabras… y nos dimos cuenta de que estábamos al mismo nivel de frikismo (fue muy gracioso. No siempre se encuentra una con alguien que maneja tanto el tema como tú, teniendo en cuenta que llevo desde el 2017 a muerte con esto)

Gracias, Omar. No pude tener mejor anfitrión.

Me enamoré del calzado

Empezó a llegar gente de su tribu, y no me preguntéis porqué, pero me fijé en el calzado de todos ellos. Creo que todavía se preguntan de dónde salió la fetichista aquella de los zapatos, jajaja. A eso sí que le hice unas cuantas fotos, ya ves… cosas del cerebro humano. La protagonista de mi libro tiene debilidad por los zapatos… igual fue por eso. O porque ya iba con tres cervezas encima.

Tras saciar la sed y el hambre, fuimos a la fiesta

de los Guigurros en uno de los bares aledaños a la plaza Mayor de Astúrica Augusta. A pesar de arrastrar varios días de fiesta acumulados, allí estaban los integrantes de la tribu dándolo todo. Buen rollo, gente maja, abierta, con buen gusto musical. Si, definitivamente había encontrado mi tribu. Tengo la firme intención de asociarme para el año que viene en cuanto tenga oportunidad. Jamás olvidaré la agradable sensación que se tiene al saber que estás formando parte de algo bonito, donde fluye el buen rollo auténtico. Y me parece bonito que gracias a una recreación histórica sucedan estas cosas. Enhorabuena, tribu.

Guigurros dándolo todo (hay fotos más comprometedoras, pero no es cuestión de subirlas, jejeje)

La hora del circo había llegado

Casi sin darnos cuenta, llegó la hora de ir al Circo Romano (plaza de toros de Astorga). Sin duda, era el evento más importante del sábado. Astures y romanos se daban cita una vez más en la arena para ver cuál de los dos equipos rivales saldría vencedor en esta edición.

De nuevo, la asociación de Astures y Romanos de Astorga obró su magia. Todo (presentadores, pruebas, caracterización del provocador César Octavio Augusto, también el polémico jefe de los ástures), estaba organizado de tal manera que el público entero, daba igual si era romano o ástur, viviera el evento como si estuvieran en el mismísimo Coliseo de Roma. Al menos es como yo me sentí. No tiene sentido seguir hablando cuando un vídeo dice más que mil palabras. (Si, cuando hay mucho ruido se me pone voz de Gracita Morales, qué le voy a hacer…)

Carrera de Literas. Estuvo reñidísima

Las pruebas eran mundiales, y tanto chicos como chicas lo daban todo en ambos bandos por conseguir el triunfo. Os confieso que pensábamos que este año los ástures iban a romper la racha de 8 victorias consecutivas, pero en la prueba de las sandías consiguieron una victoria arrolladora. Aún así cabe mencionar que los romanos nos lo pusieron muy difícil.

Todo lo bueno tiene un final

La verdad es que me hubiera quedado hasta altas horas de la noche, pero era consciente de que alguien tenía que dormir a las mellizas, y eso sólo podía hacerlo yo. Era una Cenicienta ástur en toda regla. Tuve que despedirme de todos, y puse a Lug por testigo de que servidora volvería, para revivir aquella fiesta.

Volveré. Lo prometo.

De la experiencia me quedo con el RESPETO que profesan los integrantes de esta gran asociación por su historia, da igual si romanos o ástures; con el TRABAJO BIEN HECHO (a pesar del reducido presupuesto con el que cuentan, han sabido hacer milagros con lo que tenían), y sobre todo el BUEN AMBIENTE que reina en toda la ciudad de Astorga.

Te invito a participar en la edición del año que viene, quien sabe, quizás podamos vernos allí y brindar con nuestros cuernos llenos de cerveza por Lug y por la amistad. Después de Astures y Romanos de Astorga, creo que todo es posible.

(Imagen principal del post obtenida del perfil oficial de Instagram de Astures y Romanos de Astorga)

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!
Arde Lucus. Crónicas de un cazador de Leyendas

Arde Lucus. Crónicas de un cazador de Leyendas

Fran Rivas estuvo allí y captó la esencia del «encuentro» entre Galaicos y Romanos.

Este viernes toca hablar de Lugo (Lucus Augusta) y de cómo la ciudad se vuelca en la recreación de uno de los episodios más decisivos de su historia: su fundación.

Según la wikipedia, Lugo es el asentamiento urbano más antiguo de Galicia, y fue fundado cuando los romanos se apostaron junto al castro galaico que había allí antes de la invasión. Es decir, en el 25 a.C., en plenas Guerras Astur-Cántabras, montaron el campamento a los pies del castro. Dicho campamento fue ganando importancia con el paso de los años y a partir del año 50 d.C. muchos de los galaicos de castros contiguos se desplazaron a Lucus, que ahora ya era Augusta (ya sabes, los romanos fueron excelentes ingenieros, estrategas y marketing managers: Augusto se metió a todos en el bolsillo adoptando el papel del dios Lug).

Marié, no mezcles churras con merinas

¡Ah! Quizás no lo sabías. Pues te lo aclaro: Lucus viene de la palabra LUG, el nombre del dios celta, al que presuntamente venerarían los galaicos del castro junto al cual se apostaron los romanos. Una forma de ser el influencer más brutal de la época entre los castreños (una vez ganada la guerra) era conseguir que te siguieran con un juramento de fidelidad o Devotio. Nada mejor que asumir las cualidades del dios Lug (no olvidemos que el emperador tenía estatus divino) para convertirse en su jefe supremo.

Por cierto, este Augusto hizo lo mismo en Lyon, Francia. En tiempos de los galos se llamaba Lugodunon y el resto de la historia acaba más o menos igual).

«Pa tí», divino César Augusto, Lug para los de Gallaecia.

Los cazadores de leyendas están por doquier…

Pues sí. Castellón pilla un poco lejos de Lugo y la verdad es que como tengo mucho morro, pedí por favor que si algún cazador de leyendas se personaba en Arde Lucus, me hiciera un reportaje a todo color y me contara la experiencia. Fran Rivas se prestó voluntario, y aquí os dejo algunas de las instantáneas del evento.

Desfile Arde Lucus
Lugo se vuelca con las celebraciones de Arde Lucus

La verdad es que me hizo mucha ilusión que se prestase a ser mis ojos en Lugo, porque me hizo pensar que en realidad los norteños estamos conectados y al final, el amor por nuestro pasado prerromano nos une de alguna manera.

Es que cuando hacemos piña, me toca la fibra. Soy así.

Pero antes, déjame contarte qué es Arde Lucus y porqué es tan especial

Desde el 2002, el casco antiguo de Lugo se transforma por unos días en un hervidero de gente que rememora, a los pies de las murallas romanas, su pasado ancestral. Se trata pues del mayor festival de recreacionismo histórico de Galicia por varios motivos.

La ciudad se lo toma muy en serio, y desde el ayuntamiento, los colegios, asociaciones o clubs deportivos; todos arriman el hombro para que la experiencia recreacionista tenga el éxito que ha ido acuñando a lo largo de estos años. Y es que la fiesta ha adquirido el distintivo de Fiesta de Interés turístico Nacional. Se nota que invierten aproximadamente 250.000 € en patrocinar el evento.

Cuando uno va al Arde Lucus, no es extraño que se tope con todo tipo de sorpresas por las calles. Esos días, los legionarios, los clanes celtas y algún que otro ser mitológico campan a sus anchas por las calles de Lugo.

La oferta de ocio se distribuye en cuatro sectores

Si te desplazas por la ciudad, podrás ver cómo la fiesta se concentra en cuatro puntos clave:

  • Macellum: se trata del mercado ambientado en la época de galaicos y romanos. Allí podrás encontrar un sinfín de productos artesanales, curiosidades, ambientación en vivo… No te deja indiferente.
  • Castra de LUCUS AUGUSTI: es el punto neurálgico del bando romano. Allí podrás respirar el ambiente de un campamento romano y codearte con algún centurión, ¡quién sabe!
  • CIRCUS: Si hay más de un romano, da por sentado que habrá circo. Arde Lucus no iba a ser menos, y en fín, los gladiadores lo dan todo en la arena, pero cuentan que en realidad, es el público del circo el verdadero protagonista…
  • Asentamiento Galaico: los galaicos te recibirán con los brazos abiertos en su campamento de Trebas galaicas. Descubrirás cómo era la Gallaecia antes de la llegada de los romanos.

La guinda del pastel

Las bodas y los bautizos son motivo de alegría (bueno, casi siempre); Y eso es así, ahora y hace dos mil años. Qué mejor manera de aprovechar el viaje en el tiempo de Lucus Augusta para celebrar las bodas de plata como los romanos o realizar un bautizo al modo celta? En Arde Lucus es posible.

Ritual boda celta
Foto extraída de El País

Detalles del desfile

Fran pudo grabar algunos extractos del desfile, y la verdad es que da una idea de lo currados que estaban los atuendos de uno y otro bando. Espero que con esta iniciativa se incentive el amor por la cultura durante mucho tiempo.

Legionarios en Arde Lucus 2019
Patricias en Arde Lucus 2019

Si pinchas aquí verás el último video, que por problemas técnicos, no puedo incrustar como el resto. En él se ve desfilar al grupo de Astures de Astorga, asociación invitada al evento.

El recreacionismo histórico y la conservación de la memoria

Para acabar, quería reflexionar sobre algo que parece baladí, pero que encierra una de las claves para saber de dónde venimos y hacia donde queremos ir. Puede que el recreacionismo histórico sea, para mucha gente, una payasada o una excusa para pasarlo bien y frikear. Pero en el fondo, la intención de aquel que se lo toma en serio, es honrar a sus antepasados y compartir el orgullo de ser su descendiente con muchos otros. El sentimiento de unidad se palpa en el ambiente, y ¿qué quieres que te diga? ¿a caso no es uno de los sentimientos más bonitos que puede experimentar el ser humano? Con estas iniciativas, los participantes comparten una memoria colectiva y gracias a ello, se valora mucho más la trayectoria de su pueblo.

Dicen que para saber a dónde quieres llegar, primero tienes que saber de dónde partes.

Anónimo

¿YA sabes de dónde partes tú? ¿Cuánto sabes de tus ancestros? ¿Te animarías a participar en una recreación histórica?

Si te gustó la entrada, comparte, ¡por favor! Si te gustó muchísimo, ¡suscríbete! Cada dos semanas envío un boletín exclusivo para mis suscriptores con lo mejor de la Arqueología light y la Cultura Norteña.

Y si quieres ser un cazador de leyendas como Fran, contacta conmigo.

(Foto principal de Dani Vázquez)

¡Hazme saber que te gusta el post con un like!