El mito del cuélebre. ¡Redescúbrelo!

El mito del cuélebre. ¡Redescúbrelo!

En el post de esta semana quiero hablarte de un ser mitológico que ha formado parte de mi vida casi sin saberlo, una figura ancestral que ha pervivido en nuestras tradiciones y nuestro subconsciente. Se trata del mito del cuélebre, la serpiente alada que protagoniza historias de tesoros, batidas, doncellas encantadas y fuentes milagrosas en todo el Noroeste peninsular, pero sobre todo en Asturias, Cantabria y parte de León.

Todo empezó en una caminata

No hace mucho tiempo, cuando todavía tenía vida de intrépida aventurera, me daba por salir al monte sola.

mitología celta
Enga, échame la foto, perfecto desconocido…

En aquellos baños de naturaleza me reencontraba a mí misma y volvía renovada, con las ideas claras. Pero el primer día que me encontré cara a cara con una serpiente, me entró el conocimiento de golpe, al mismo tiempo que un escalofrío digno del recuerdo. Todavía puedo sentir el estremecimiento, la piel erizada y los saltos a lo Chiquito de la Calzada, o mis exclamaciones inconexas con un «pu**» como común denominador.

cuelebre mitología celta
SSsssSSsSssstúpida la tía esta…

Pobre serpiente. ¿Qué tendrán, a parte del veneno, para ser tan odiadas? ¿Es algo que viene de serie en el ser humano o por el contrario, viene impuesto por la cultura y la tradición?

Aquel día volví a casa con más interrogantes de los que tenía cuando salí, y como no me aguanto jamás la incertidumbre, me puse a investigar y a echar mano de hemeroteca. ¿Y qué descubrí?

Las serpientes no siempre fueron objeto de odio visceral

Las sierpes no estuvieron en el punto de mira a nivel cultural hasta el cristianismo. De hecho, en la mitología celta, así como en muchas de las mitologías a lo largo y ancho del globo terráqueo, la serpiente era símbolo de renovación, fertilidad y sabiduría. Basta con admirar piezas arqueológicas del periodo de la Edad del Hierro para dar cuenta del poder simbólico del ofidio.

Mitología celta cuélebre
Cernunnos, algo confuso con las funciones del micro de la serpiente.
Caldero de Gundestrup.

Creo que no es para menos. Vas caminando por el monte y de repente te encuentras con un pellejo de serpiente en perfecto estado — sin bicho dentro, claro– y lo primero que piensas es: ¿pero qué clase de ser puede hacer eso? ¡No ha muerto! Simplemente, ha renacido más grande y más fuerte. Para las mentes que nos precedieron en la Edad del Hierro, ávidas observadoras del medio natural, ésta debió ser la explicación más plausible.

camisa de serpiente mitología celta
El pellejo de serpiente se llama camisa. Ascazo máximo.

El mito del cuélebre y el odio a lo oculto

Seguí investigando y me di de bruces con un viejo amigo que ahora se revelaba como la respuesta de muchos interrogantes: el mito del Cuélebre. ¿Quién me iba a decir a mí –con 5 años– que cuando ponía la cinta de grandes éxitos de Víctor Manuel y rebobinaba una y otra vez la canción del Cuélebre, estaba escuchando la leyenda de una serpiente alada capaz de ladrar como un perro, nadar como un pez, o volar como un cuervo?

el mito del cuélebre victor manuel
¿Qué? ¡Yo me lo imaginaba así cuando escuchaba el temazo de Víctor Manuel!

El origen celta del Cuélebre

Estuve buscando una relación entre el dios celta Segono, con forma de serpiente alada, y el Cuélebre, pero no he encontrado nada sólido en lo que basarme. Sólo se nombra de pasada en la Wikipedia.

Según los etnólogos…

El cuélebre, como fuerza telúrica (palabro que significa «relacionado con la Tierra) reencarna en esta nueva dimensión simbólica las fuerzas ocultas de la Tierra, de las cuevas, las simas, las oquedades y las espesuras de los bosques. No es de extrañar que las historias del mito del cuélebre giren siempre entorno a este tipo de ambientes.

Como al ser humano no suele gustarle que la naturaleza se reserve para ella sus secretos y ― mucho menos sus tesoros ― , las fábulas que conforman el mito del cuélebre suelen enfrentar a los lugareños con la bestia y por lo general, el asunto acaba mal para el ser mitológico.

Deduzco (sólo es mi opinión) que el papel del cristianismo en todo este asunto fue decisivo. Pon que tienes unos cuantos feligreses ―cogidos con pinzas―, que todavía practican ritos paganos, en los que la serpiente forma parte de las creencias de la fertilidad y la renovación. Demoniza a ese ser, relaciónalo con conceptos malignos y ¡Voilá! Ya los tienes en el redil; la serpiente pasó de ser un ser cargado de cualidades beneficiosas a reencarnarse en el mito del cuélebre: el mal oculto en la naturaleza, ese desafío que sólo puede ser doblegado con la inteligencia del ser humano.

Como no quiero extenderme demasiado con información básica que ya circula en la red al alcance de todos, te recomiendo una serie de obras que hablan sobre el mito del cuélebre:

También he encontrado artículos muy completos que enriquecerán tu visión del ser mitológico.

El mito del Cuélebre, las Xanas y las Ayalgas

Vale, tenemos tirria al Cuélebre. Y a las serpientes. El caso es que el mito del cuélebre suele venir asociado con otros seres mitológicos: las Xanas y las Ayalgas. En algunas versiones del mito, la Xana se transforma en cuélebre y las hace pasar canutas a los incautos que prueban suerte.

La xana y el cuélebre mitología celta
―Cuelebrín, a ver si llega San Juan, que estás muy nerviosín
(NOTA: ya sé que las Xanas no tienen alas, pero es que esta foto iba que ni pintada. Desconozco el autor, ¿alguien lo reconoce?

Las Xanas, no tan buenas como parecen…

Las Xanas en Asturias, o Anjanas en Cantabria, son otras grandes supervivientes de las creencias paganas que han llegado hasta nuestros días. Estos seres feéricos (palabro que significa «relacionado con las hadas») son común denominador en multitud de culturas, ya que cuentan con un origen indoeuropeo común. Algunos apuestan por relacionar su origen con Deva, diosa celta de las aguas, o con Diana-Artemisa, diosas romanas y griegas de la caza y de los bosques.

Si quieres saber más sobre el tema, te recomiendo el libro que habla de ellas: Entre anjanas y duendes: Mitología tradicional ibérica

Si por el contrario, te apetece más leer una obra donde tanto el Cuélebre como la Xana jueguen un papel importante, hay una novela que exprime este binomio al máximo: Sorgina, de Alister Mairon. Te recomiendo su lectura, no te dejará indiferente.

mitología celta xana
Hasta Alfons Mucha cayó en los encantos de la Xana y la retrató.

Las hay buenas, pero como el Cuélebre, su fama se ha visto deteriorada con la entrada del cristianismo en tiempos de Maricastaña, así que se las pinta buscando venganza, seduciendo a los mozos para llevárselos a las aguas, dando el cambiazo con sus bebés por bebés humanos. Vamos, que personifican las artes oscuras de la mujer joven, la otra gran amenaza del medievo.

Las Ayalgas, mozas encantadas

Por su parte, las Ayalgas son tesoros, o mozas encantadas que al ser liberadas de la custodia del cuélebre por un mozo, consiguen volver a la vida normal. Un premio, hablando en plata.

Redescubriendo el mito del cuélebre

Cuando tiras del hilo de oro sin que se rompa, a veces das con tesoros que no esperabas encontrar, y ese ha sido el caso.

Si te pasas por Ivoox dispuest@ a cazar buenas leyendas, encontrarás en este link un montón de podcasts con leyendas de cuélebres de cuando se inventó la radio, por lo menos, ja, ja, ja.

podcast cuelebre mitología celta
―¿Moza, echan en la radio la maldición del Cuélebre, te vienes?
― Quita, Rodolfín, como mucho, seguro que me enseñas el tu culebrín.

Además, RTVE lanzó en su programa Esto me suena a pueblo un audio sobre un pastor y un cuélebre, un cuento que está recogido en el libro Cuentos Asturianos, del Grupo Editorial Asturiano (GEA).

El Cuélebre en la música

Obviando el exitazo de mi amado Víctor Manuel, el Cuélebre sigue dando coletazos en el panorama nacional e internacional.

Sigamos trabajando el sentido del oído, pero esta vez, con un grupo de música pagana experimental, que ha tomado el nombre del Cuélebre para darse a conocer.

Cito textualmente desde su web : «El sonido es tan importante como sus letras. Es un proyecto cultural que pretende recuperar el legado histórico y mitológico de la antigua Iberia. Letras basadas en hallazgos arqueológicos como estelas y bronces de diferentes partes de la antigua Hispania y Lusitania.»

No sé a ti, pero a mí me han conquistado.

Ochlam

No lo confundas con el grupo Cuélebre, de los 80, ese que lo petó con temas como Tecno Pericote. Parece ser que no había fiesta de prao que se preciase que no tuviera el primer LP a mano.

Cuélebre, grupo mítico ochentero y asturiano a más no poder.

El mito del Cuélebre en las noticias

Imagina que un día vas a echar el agua a tus prados, y a lo lejos, ves una silueta sospechosa apoyada en la cancilla. Conforme te aproximas, se va definiendo más, hasta que resulta ser un culebrón del grosor de un poste de la luz que al desenroscarse, te saca unas cuantas cabezas. Eso es lo que le sucedió a Rosaura la Puente, vecina de Felechosa (Asturias) en 1964.

mitología celta cuélebre
Alguien tenía que hacer un memme con el cuélebre y la niña del pompero, y se hizo.

Ya te puedes hacer una idea del circo mediático, las batidas de vecinos y de la Guardia Civil (con final feliz: una buena espicha), los prados de al lado sin segar y lugareños lamentándose porque, ya podía haber sido la virgen y no un cuélebre el que diera la fama al pueblo…

El mito del Cuélebre sigue vivo y coleando

Como lo hicieran las serpientes desde que el inicio de las eras, este mito muda su piel y deja atrás las camisas viejas para adaptarse a estos tiempos tan inciertos, tan alejados de su medio natural, de las cuevas y de las simas. Y sigue ahí porque todavía hay un lugar recóndito, secreto, lleno de tesoros que el ser humano no ha conseguido dominar a su voluntad: su propio lado salvaje. Ese pedazo de ti que respira cuando sales al monte y agradece cada segundo en comunión con la naturaleza, aunque sea a solas…

¿Quieres recibir información ampliada sobre mitología celta?

Cada mes escribo una newsletter para mis suscriptores, en la que os cuento en exclusiva curiosidades que me voy encontrando por el camino en mi proceso de documentación para mi primera novela, Las Nieblas del Tsuna.

Además, si te gusta la fantasía oscura y te apasiona la Edad del Hierro o las Guerras astur-cántabras, estás de enhorabuena, porque iré intercalando los temas para que no se nos haga monótono.

Si te gustó el post, quizás te interese…

mitología celta
mitología celta
¡Hazme saber que te gusta el post con un like!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *